Meditación para un sueño reparador

Este año 2020 ha sido de muchos cambios para todos nosotros, sin duda ha sido de retos y muchas enseñanzas, especialmente nos ha enseñado a soñar, creer e imaginar un mundo y una vida mejor; sin embargo el sueño, ese que nos permite descansar y renovar nuestras energías ha sido el que se ha visto más afectado a causa del estrés, la ansiedad, el cansancio extremo e incluso el miedo; por lo mismo, sabemos que necesitamos dormir bien, para levantarnos con energías renovadas y una actitud arrolladora para conquistar el mundo, nuestro mundo; así que aquí te dejamos unos tips de meditación para que realices en la noche antes de acostarte y puedas tener un sueño reparador.

Primero, conozcamos que pasa cuando dormimos:

  • Se autorregula el sistema nervioso central.
  • Se restauran los centros de reserva de energía.

Segundo, consecuencias de no dormir bien:

  • Falta de concentración.
  • Se ve afectado el estado anímico.
  • Descenso en el rendimiento general.
  • A largo plazo pueden surgir enfermedades relacionadas con el insomnio.

Ahora sí a lo que vinimos: la meditación.

¿Por qué meditar es un buen aliado? Porque te va a ayudar a disminuir la excitación del sistema nervioso, es decir:

  • Relaja el cuerpo y la mente dejando el estrés de lado.
  • Podrás conseguir un descanso de forma natural sin necesidad de fármacos.
  • Ayuda a controlar el estrés y la ansiedad.
  • Aumentará la calidad y el tiempo del sueño (el organismo será capaz de dormir durante mas horas y sin interrupciones).
  • Mejora la concentración.

¡TIPS de meditación!

  1. Encuentra en tu hogar un lugar tranquilo y silencioso, esto ayudará a que no te distraigas fácilmente.
  2. Puedes poner música de fondo, te invitamos a seguir nuestro playlist de Spotify, con canciones cuidadosamente escogidas para esta meditación: 
  1. Toma la postura que sea más cómoda para ti: sentado o tumbado.
  2. En la medida de lo posible, dispón de una luz tenue y cierra los ojos
  3. Concéntrate en la respiración, en como entra y sale el aire de tu cuerpo. Así podrás reducir la tensión muscular y el ritmo cardiaco, dejar de lado las preocupaciones, ansiedad y pensamientos negativos.
  • Comienza a respirar de forma lenta y profunda, llevando el aire hasta el abdomen, no lo concentres solo en el pecho.
  • Inhala e imagina que ese aire que respiras es puro y comienza a regenerarte por dentro.
  • Sostén el aire en tu interior unos segundos y exhala lentamente.
  • Mantén esta dinámica de respiración durante toda la meditación.
  1. Has un repaso mental de cada parte tu cuerpo, permítete sentir desde tus pies hasta tu cabeza; encuentra si sientes tensión muscular en alguna parte y si la hay intenta relajar dicha zona; mueve los músculos, estíralos, contráelos y así sucesivamente hasta que disipes la tensión. 

Notarás como te comenzarás a sentir mas ligero, relajado y con menos negatividad.

Si te gustó este artículo compártelo y déjanos un comentario, esperamos que tengas una buena noche.

Familia Vital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Espera! tenemos algo para ti...

Solo por este mes: Ingresa tu correo y recibe automáticamente un descuento de $30.000 para usar en cualquier colchón*
Enviar
50 Cupones Disponibles.
close-link
Te asesoramos por acá